Capítulo 6: Disidencias y violencias sistemáticas

agosto 17, 2022

«Hablar de disidencia sexual no es hablar de una población específica, no es sinónimo de población LGTB. Estamos hablando de una operación política y de problematización permanente frente a la normalización de la identidad sexual, genérica, racial, de clase, etc” (Val Flores, 2017)

 

 

 


Módulo 3: La brújula. Cuerpos en comunidad

Disidencias

Posicionamiento político del término diversidad, que alude a todas aquellas personas que salen de la norma a nivel sexual, corporal, cognitivo, funcional, racial y étnico.

 

Por Ezequiel Barboza y Agustín Quintá Orobio

Toda persona que se encuentre por fuera de los parámetros de normalidad impuestos por la sociedad de consumo: ser cisheterosexual, neurotípico/a, de raza blanca, perteneciente a una cultura occidental, con un modelo de cuerpo hegemónico, queda invisibilizada y marginada de los discursos y de las representaciones que nos rodean a diario, en la escuela, en el trabajo, en los medios masivos de comunicación.

¿Por qué?

Esto es producto de la educación binaria, reduccionista y patriarcal que recibimos desde que nacemos, que diferencia lo que es femenino y masculino, y todo aquello que no encaja con los intereses económicos y políticos de determinados sectores. Entendemos que es una conducta social y cultural aprendida que se basa en relaciones desiguales de poder.

En efecto, estas identidades y corporalidades diversas, son violentadas sistemáticamente, de formas más o menos explícitas.  La violencia por motivos de género y diversidades tiene como regla general la opresión y el disciplinamiento. Como consecuencia produce daño físico, sexual, psicológico, patrimonial, económico y simbólico (INJUVE, 2019).

Pensemos un segundo en el concepto de interseccionalidad que trabajamos más arriba. Pensemos en una feminidad con VIH, una feminidad con alguna discapacidad, una feminidad perteneciente a la comunidad travesti-trans, una feminidad violentada por su pareja y una feminidad marrón. Y ahora, para seguir complejizando, pensemos en una feminidad que es atravesada por cada una de estos sentires en simultáneo. Pensemos en todas las posibles vulneraciones y discriminaciones que esa persona puede sufrir por tan solo pertenecer a tantos grupos que esta normatividad social considera una minoría y empuja sistemáticamente a los márgenes de la sociedad excluyendo y quitando derechos. 

El ejercicio anterior, nos invita a visibilizar y concientizar de forma general, aquellas situaciones cotidianas de discriminación y violencia que atraviesan las colectividades disidentes, en especial las juventudes y adolescencias:

  • Persecución, discriminación y violencias sistémicas a personas del colectivo LGBTNBIQ+: Crímenes de odio. Travesticidios, golpizas y desapariciones. Personas trans arrojadas a la pobreza por falta de oportunidades y estado presente. Infecciones y riesgo de muerte por enfermedades/hormonizaciones inadecuadas/operaciones.
  • Violencia estructural hacia mujeres cis: violencia de género y familiar. Machismo y sexismo. 
  • Personas con discapacidad infantilizadas, sin legitimidad de autonomía por parte de adultxs y medicxs.
  • Intervenciones médicas/quirúrgicas sin consentimiento /violencia ginecológica.
  • Personas que viven con VIH y poblaciones clave o de mayor riesgo de exposición al VIH.
    Estigma hacia mujeres cis con VIH. Violencia obstétrica y por personal médico.

    Mujeres y VIH

    Las mujeres siguen siendo violentadas por el patriarcado, pero más lo son aun cuando viven con un diagnóstico positivo de its, en este caso el vih, donde la ignorancia y el estigma se hace presente a la orden del dia. Donde también  deben cargar el pensamiento machista solo por tener el virus, frases como: “eso te paso por meterte con todos”,” vos no te cuidabas”,”acá se te cortó el chorro”, son algunos de tantos insultos que se les atribuyen. Los cuales perpetúan no solo la marginación sino el autoestigma que algunes ya tienen. Diversos estudios muestran que las mujeres seropositivas sufren diferentes tipos de violenciaque van desde la infligida por su pareja, violencia sexual en la niñez, fisica y sexual desde los 15 años y hasta familiar, comunitaria y colectiva.

    Estigma a niñes con vih en los colegios.
    Violación de la confidencialidad de los diagnósticos.
  • Racismo y violencia hacia las personas migrantes
  • Violencia hacia la diversidad corporal

Frente a estas vulneraciones de derechos, consideramos de vital importancia que el mundo adulto y las instituciones en defensa y garantía de los derechos se hagan cargo. Entendemos que hace falta mucho más que la fuerza legislativa de la matriz institucional (leyes, normativas, programas y apoyos), sino que también se necesita de un cambio del paradigma cultural, en donde todas las voces, corporalidades e identidades tengan protagonismo y legitimidad política. 

En este sentido, y ya adentrándonos en las herramientas de prevención de vulnerabilidades y violencias, como así también de sensibilización, recomendamos:

  • Diseñar, difundir e identificar información científica y recursos veraces sobre las temáticas anteriormente mencionadas.
  • Ofrecer a las mujeres un recurso informativo sobre las instituciones competentes en violencia de género y familiar.
  • Capacitar al personal de instituciones de salud en vih/its y perspectiva de género para que logren brindar acompañamiento efectivo y cuidadoso .
  • Facilitar test de vih/its y acompañamiento psicológico a todas las personas que lo soliciten. 

 


materiales para seguir rosqueando


 

ANTERIOR              INICIO            SIGUIENTE